Reflexiones de una falangista en un puesto informativo de ADÑ

“Y aquí nos encontramos cara a cara con todas las predicaciones demagógicas de izquierda o de derecha, con todas las posturas de repugnante adulación a la masa que adoptan cuantos quieren pedirle votos o aplausos.”(JAPR)

 

Las mesas informativas de la Coalicion ADÑ, debidamente permitidas por la “autoridad” competente, se instalan en cualquier calle de cualquier ciudad o pueblo. En ellas se reparten folletos con información referente a esta coalición y se escucha a los que se nos acercan. Se exhiben, también, la Bandera de España y la bandera “euroescéptica”. Por si alguien no lo ha notado, nuestra entrada en la UE no fue más que el “gran timo”, que nos vendieron los de fuera y, lo que es peor, los de dentro, como un gran logro para la industria, la agricultura, ganadería, pesca, … 

Estos puestos informativos en los que participan camaradas de FE de las JONS, La Falange, AES y DN llevan a la gente de barrios y pueblos nuestras propuestas y alternativas reales; y no la información que el sistema traidor antiespañol nos ha hecho tragar. La gran mayoría que se acerca acoge ilusionada nuestra candidatura, razona, argumenta y nos animan con algún chascarrillo o esbozando alguna sonrisa. Les alegra ver nuestra Bandera ondear con orgullo bajo en cielo de nuestras ciudades. Otros, lógicamente, nos argumentan su rechazo a nuestras propuestas pues asumen que España es incapaz de gobernarse mejor por sí misma.

Pero también hay otros, muy poquitos, que sólo la presencia de la bandera nacional les ofende. A estos ¿españoles? que pasan deprisa (porque no razonan y son esencialmente cobardes), que insultan diciendo ¡qué asco! o que, una vez ya lejos se burlan y parecen tan ofendidos, les preguntamos ¿Qué os da tanto asco? ¿Los colores que representan nuestra Patria?  ¿Los camaradas que con frío o calor, cansados o no, reparten los folletos con educación? ¿ver a Falangistas entre ellos?… Estos seres bajunos, cobardicas, llenos de odio, emiten sonidos y palabras propias de ellos: ¡uy, falangistas!!!…¡asesinos! ¡pistoleros! o, otras igual de estúpidas… ¡Falange, la derechona! Santo Dios ¡qué incultura!, qué desconocimento y qué pena. Que pena que la falsa y repugnante propaganda del régimen antiespañol haya calado tan hondo en algunos viejos y jóvenes. Esa chusmilla, que parece de españoles, hablan en español y seguramente lo son, nos odian.

 

Es lo de siempre: “No se sabe qué es peor, si la bazofia demagógica de las izquierdas, donde no hay manoseada estupidez que no se proclame como hallazgo, o la patriotería derechista, que se complace, a fuerza de vulgaridad, en hacer repelente lo que ensalza. Y producido por el alborozo de las izquierdas y las derechas, un caos ruidoso, confuso, cansado, estéril y feo.”(JAPR)

 

Es curioso observar que estos desgraciados personajes se hacen notar más en los barrios más pudientes, donde todos van de compras y tienen un poder adquisitivo elevado. Y es que en estos barrios viven éstos, los “pijo ricos”, los que se permiten el lujo de no tener Patria”, los que se permiten ser comunistoides, socialistas, liberales… con el bolsillo bien lleno y a los que sólo les importa lo suyo, eso sí, muy liberales y muy izquierdas, que queda más guay.

Vosotros sí que dais asco, asco y mucha pena. No habéis entendido nada. Sois la misma basura liberal que asesinó a falangistas en los años 30 por el simple hecho de repartir periódicos revolucionarios o por ir a mítines falangistas, por ejemplo. Y los que, ya con el Frente Popular, asesinó a miles de  españoles por serlo, por ir a Misa, por llevar un Crucifijo… sois los mismitos pero más cobardes.

El próximo paso será intentar matarnos como entonces. Pero ahora como antes os conocemos muy bien y vuestro odio es nuestro Amor a nuestra Patria y a la verdadera Justicia Social.

 

“Nosotros sabemos que ni en la derecha ni en la izquierda está el remedio, sino en el resurgimiento de la auténtica España de debajo, estructurado en sus unidades reales: familia, municipio y sindicato. Entonces tendrán que guardar silencio los charlatanes de la política y ganarse el pan los parásitos.”

 

Más información

Si deséa más información, también puede contactar con nosotros por correo postal en:

Calle Sagasta, 8. 28004 Madrid.

 

Contacto

Puede llamarnos al 610 656 952

Enviarnos un mail a

 

Suscribirse

Suscríbase a nuestras noticias y le enviaremos a su correo electrónico todas las novedades.