‘’Españoles, la patria les llama’’, por Carlos Indelicato

Algunos me llamarán loco, pero antes prefiero ser un loco que busca la grandeza de la patria que lo acogió, y no un vulgar cómplice de las más desdeñables y despreciables acciones cometidas contra la dignidad humana para complacer a los intereses de poderosos grupos que han recurrido a la ingeniería social con el fin de someter a las naciones europeas y a sus habitantes.

Esa Europa por la que nuestros antepasados han dado su vida va muriendo poco a poco ante la pasividad y permisividad de una apatía generalizada dentro de la sociedad causada por el crecimiento de movimientos que pretenden arrancar toda identidad del ADN europeo. La Cristiandad y sus Iglesias sustituidas por el Islam y mezquitas, a nuestros niños se les enseña desde la escuela que sus órganos reproductores no definen su género, las mujeres como sinónimo de vida y por las que el hombre en su caballerosidad ha defendido han sido influenciadas por un absurdo feminismo radical y han declarado la guerra contra la figura masculina. Los medios de comunicación, lejos de informar la verdad, trabajan arduamente en su infame labor de crear matices de opinión dentro de la sociedad, sirviendo como brazo ideológico de grupos inescrupulosos.

‘¡Mujer europea! Vive tu vida y no tengas hijos’ claman los ideólogos, en su afán de sustituir al nativo europeo por inmigrantes ajenos a su cultura.

‘¡Mujer europea! Tu cuerpo, tu decisión, es la hora de abortar’ claman aquellos defensores de la cultura de la muerte.

‘¡Mujer europea! No asumas el género de tu hijo, debes dejar que él/ella decida lo que quiera ser’, aunque esto conlleve la aplicación de hormonas, mutilación de genitales e incluso depresión y reducción drástica de años de vida del niño.

España, nación de conquistadores y luchadores, que allá donde ha reinado la barbarie ha traído la civilización, donde ha faltado una Cruz ha construido una Iglesia. Solo los necios y detractores podrían negar semejante progreso de tan grande imperio.

Sin embargo, esa grandeza promovida por gestas heroicas, lamentablemente se ha visto reducida a un sistema partidocrático y mediocre en el que los españoles no tienen ni voz ni voto, pues demás está decir que muchas de las decisiones que afectan a los ciudadanos se toman directamente desde la Unión Europea, resultando en esto una pérdida de la soberanía nacional. En ese circo democrático al que asisten vestidos de gala los clásicos partidos con sus distinguidos colores, deja al final de la noche un perdedor y un ganador, y está claro que el sistema gana y el pueblo será el perdedor.

El destino de la vida me ha llevado a convertirme en un inmigrante que ha debido abandonar su hogar y familia en Venezuela en busca de una mejor vida. Sería una irreverencia de mi parte no adoptar como mi patria esta nación que me ha abierto las puertas, y mucho peor no luchar hombro a hombro junto a sus ciudadanos en la búsqueda de la justicia social.

El próximo 26 de Mayo del 2019, los españoles tienen una gran oportunidad de decidir por una Europa de Naciones Libres y Soberanas o una Europa Globalista y Masónica al servicio de las castas políticas y financieras.

Yo estoy del lado de los españoles, porque España debe recuperar su soberanía frente a las elites de Bruselas, porque es necesaria la salida del Euro y adoptar una moneda nacional. La legitima protección de las fronteras poniendo fin al espacio Schengen, contra el terrorismo islámico, las mafias que trafican con inmigrantes y el narcotráfico. Por el derecho al trabajo, a la vivienda, a la sanidad, a la educación, a la cultura y a la protección social. Por la reivindicación de la tradición cristiana como base de los valores y la cultura europea. Defensa de la vida y la familia.

Para eso depositaré mi confianza y mi primer voto a la Coalición ADÑ y su candidato al Parlamento Europeo, el Sr. Martin Sáenz de Ynestrillas, padre de familia, católico y falangista.

Españoles, es menester acudir al llamado de la patria.

¡Ante Todo España!

 

Más información

Si deséa más información, también puede contactar con nosotros por correo postal en:

Calle Sagasta, 8. 28004 Madrid.

 

Contacto

Puede llamarnos al 610 656 952

Enviarnos un mail a

 

Suscribirse

Suscríbase a nuestras noticias y le enviaremos a su correo electrónico todas las novedades.