CHIATILINARIAS (2). Por Chía

¡Oh tiempos, oh decadencia! El pueblo está siendo engañado por tu falaz discurso, vomitado por cada uno de tus inicuos partidos disfrazados de izquierda, centro, derecha; de regionalistas violentos armados por la Red Gladio de la CIA o el MOSSAD israelí (que es decir lo mismo), y amparados y protegidos por ti, Régimen infame y cómplice de miles de asesinatos; partidos camuflados como “ecologistas”, “feministas”, “animalistas”… Hasta de “patriotas” has tenido, Régimen putrefacto y traidor, la desfachatez de enmascarar a tus verdosos esbirros y envolverlos en la sagrada bandera patria, a fin de sostener tu perjura y voraz dictadura al servicio de la usura sionista internacional, “justificada” con esos inútiles votos que, de servir para cambiar algo de tu arbitraria tiranía, ya estarían prohibidos…

Respaldado, siempre apuntalado, por tus tóxicos y embusteros medios de comunicación comprados, ya con subvenciones que arrancas de nuestros exangües bolsillos, ya con sus blasfemos juramentos de secreto y obediencia -so pena de muerte- en tus alevosas y luciferinas logias, dedicadas a la destrucción de todo lo que implique el divino orden natural de las cosas: familia, comunidad, pueblo, tradición, cultura, honor, lealtad, intelectualidad, espiritualidad, patria…Todo aquello que humaniza y eleva las almas, que alza los espíritus, desarrolla el intelecto… todo cuanto es sano, bueno, natural; lo que sea que ayude al ser humano a desesclavizarse de sus apetitos inferiores y enaltecerse sobre la materia, distinguiéndole de las bestias.

Porque es así como nos quieres: bestias estúpidas y esclavas de nuestros más bajos instintos, incapaces de pensar por nosotros mismos; ganado gregario y obediente a consignas y mantras que introduces en mentes hoy tan vacías, intoxicadas y analfabetas, que ni tienen capacidad de elaborar una sola idea propia, requisito indispensable para desarrollar el sentido que nos diferencia de los animales: el sentido común impreso en nuestra naturaleza humana.

Así, con tus partidos, medios e intelectualoides apesebrados, has convencido al pueblo de que ser libre es ser esclavo de los más viles apetitos. Tal y como el satanista judío, Anton Levy, (camuflado como “LaVey”) describe en su Biblia Satánica: complacerse en cada uno de los pecados capitales; codicia, orgullo y envidia para los ambiciosos y egoístas liberales; ira, gula, lujuria ,pereza y, cómo no, fomento de la envidia, para tus violentos “idiotas útiles” de izquierda, que siempre escogen la vía rápida para su enriquecimiento y parasitismo, en aras de esa “igualdad” que cacareas farisaicamente desde unas logias férreamente jerarquizadas, donde cabe todo tipo de conciliábulo y corrupción, pero nunca “libertad, igualdad o fraternidad”, dado el juramento de obediencia ¿Hay mayor hipocresía?...

Execrable Régimen masónico y traidor, has parasitado y expoliado la tierra española y las mentes de muchos, pero no olvides nunca que -como la ira de Dios- el orgullo y la sed de justicia de muchos permanecen envainados, y el día que se dé la señal, el día que la copa rebose, ese día será el día de los justos, de los fieles, de los despiertos… y TODO será puesto en su orden natural. Ese día se hará justicia, tragarás tu ponzoñosa bilis y llorarás sangre.

 

Chía

 

NOTA: Estos artículos son una serie de artículos de Chía rememorando las famosas Catilinarias de Cicerón.

Aquí tenéis el otro artículo:

CHIATILINARIAS (1)

https://xn--ad-0ja.org/articulo/chiatilinarias-1-por-chia

 

Más información

Si deséa más información, también puede contactar con nosotros por correo postal en:

Calle Sagasta, 8. 28004 Madrid.

 

Contacto

Puede llamarnos al 610 656 952

Enviarnos un mail a

 

Suscribirse

Suscríbase a nuestras noticias y le enviaremos a su correo electrónico todas las novedades.